Uno de los grandes duelos del “Loco de Tulancingo” fué sin duda alguna Antifaz del Norte quien en esos años también recibía una gran oportunidad en la empresa de Paul Heyman. En esos años mágicos de la lucha libre Norteamericana, los gritos de “ECW, ECW, ECW” cuando alguien ejecutaba algún castigo llave o lance impresionante, se dejaban escuchar por toda la arena, logrando con ello una identidad propia tanto de la empresa como de sus aficionados y claro esta de los estrellas que lo entregaban todo en cada lucha, como nuestro Mexicano que sin duda se consolidó como uno de los más grandes y recordados luchadores en la historia de la ECW.
Supercrazy enfrentará en mano a mano a Charly Manson este sábado en Tlalnepantla.