Photobucket

Rikidozan.

Rikidozan, a través de los años se le ha considerado como todo un símbolo de la lucha libre japonesa, misma que es mejor conocida en nuestros días como el “Puroresu. En una fantástica carrera luchística que es equiparable a la de este Icono nipón, se debía y se debe de tener mucha dedicación, amor y espíritu de entrega en el gimnasio, en donde las arduas horas de trabajo suelen ser muy extensas. La disciplina que llevaba Rikidozan, era bastante rígida con arduas jornadas de entrenamiento, mismas que le ayudaron a Rikidozan a adquirir una gran fortaleza física y una excelente condición poco común en un luchador que apenas media 1.75 metros de estatura.
Cabe recordar también, que pese a que Rikidozan no era un luchador muy alto, como ya hemos mencionado, si solía frenar a gladiadores de mayor tonelaje, a los que les ofrecía férreas batallas el gran Rikidozan, las cuales terminaban en autenticas guerras llenas de intensidad, puesto que Rikidozan fue un luchador muy firme y tenaz, pero también fue un luchador muy duro y muy obstinado y verdaderamente fue Rikidozan un hueso muy duro de roer. Este comentario viene a colación, porque los rivales de Rikidozan, regularmente lo aventajaban en peso y estatura y Rikidozan tenía que lidiar con esas diferencias en contra de luchadores como el formidable Lou Thesz, Mike Sharp, Ben Sharp, Bobo Brazil, entre muchos otros estetas que aventajaban al héroe japonés en peso y dimensiones, pero el espíritu de gran guerrero de Rikidozan casi siempre se imponía y con regularidad salía avante. Rikidozan fue un luchador muy respetable, ganándose incluso el status de monstruo sagrado del puroresu japonés.
A continuación estimado foro, les presentamos un video en el que aparece el famosísimo luchador Rikidozan, ejercitándose y corriendo en las playas del Hawái y posterior a sus ejercicios al aire libre, continúa con sesiones de levantamiento de pesas, siendo auxiliado por dos de sus pupilos. Cabe recordar, que Rikidozan fue sinodal de los inmensos luchadores como el Gigante Baba, Antonio Inoki, Kintaro Ohki, entre muchos otros estetas que llegaron a brillar con luz propia, en el panorama luchístico internacional, en donde han dejado una huella indeleble a través del tiempo, ya que sus enseñanzas, han sido trasmitidas hacia otras generaciones de grandiosos luchadores.

A continuación, los invitamos a mirar el siguiente video de Rikidozan.

*El gimnasio es el aula de verdaderos campeones, como lo fue el héroe japonés Rikidozan*