1
Directamente desde Japón nos visitaba una tremenda representante de la lucha libre nipona en aquel 1992. Su principal intención era ser la primer campeona mundial femenil del CMLL por lo que se enroló en una eliminatoria para lograr dicha hazaña. Con 1.80 de estatura y con un peinado que le añadía mucho mas estatura, esta imponente gladiadora llegó para triunfar. en la mente de todos se encuentra Lola Gonzaléz como la mejor exponente de nuestra lucha libre desde hace muchos años, pero a pesar de ponerle todas las ganas del mundo no pudo contra la imponente luchadora del Japón quien logra la hazaña el 12 de Junio de 1992 en la Arena México