photo SICODELICO_zps92e83812.jpg

El Sicodélico.

El siguiente espacio, mas que considerarlo una nota, les quiero compartir algunas de mis impresiones que tengo del Sicodélico.

El Sicodélico a pesar de ser miembro de una de las dinastías más famosas de nuestro país, su carrera en México no fué muy consistente como se esperaba. Iniciada la década de los 70s, se le ocurrió al Sicodélico irse a luchar a Japón buscando la internacionalización y buscando retar al Gigante Baba (r.i.p) por un campeonato que ostentaba Baba quien en toda su vida luchística fué un luchador por demás difícil de vencer. Baba fué mucho más alto y con más experiencia que su osado retador el Sicodélico. Es justo mencionar que el Gigante Baba en 1971, era una de las principales figuras del pancracio japonés y su fama se dispersó por muchos lugares del mundo. Por cierto que entre mis documentos que considero históricos, tengo un programa original en donde aparece Baba en una función de la NWA del área de los Angeles California (Un día de estos con gusto se los comparto). Retomando el tema, el Sicodélico sí logró luchar contra el Gigante Baba en un par de ocasiones en Japón, esto según lo publicó una revista especializada norteamericana de aquellos días.

Hay gente que me pregunta lo siguiente: ¿Como fué o era el desempeño luchístico del Sicodélico en los 70s.? En los setentas lo miré luchar principalmente en el grupo indepediente, ya no digamos muchísimas, pero sí en varias ocasiones en los años del 77 al 79. No era fácil verlo tan seguido en la capital porqué casi siempre se la pasaba el Sicodélico fuera de México. El público norteamericano lo tenia identificado como hermano del Mil Máscaras, esto lo sé debido algunos reportes que ví de su paso por USA, aunque sí sabia cuando era un niño que el Sicodélico luchaba en el circuito del area de California, USA.

Lo que ví del Sicodélico:

Cuando compartia esquina con otros luchadores famosos como sus hermanos Mil Máscaras o Dos Caras o con el Solitario, o Anibal, el Rayo de Jalisco o con otros luchadores menos famosos, pero sí todos ellos notables en su desempeño como: Blackman, Whiteman etc. En la esquina contraria recuerdo haberlo visto lidiar con gente ruda de grandes alturas como: El Dr. Wagner, Angel Blanco, Perro Aguayo, Gran Markus etc. En fin, contra puras estrellas y otros luchadores de menor cartel. Lo que ví del Sicodélico fue que nunca desentonó en el ring con los luchadores que les comento, en los setentas.

Al Sicodélico le recuerdo un gladiar con una técnica aceptable, ya no digamos una técnica luchística a la altura de su hermano Dos Caras. El físico del Sicodélico se asemejaba al del Valiente, pero el Sicodélico más alto. Incluso le recuerdo un gladiar alegre que tenia evoluciones rápidas. Le recuerdo al Sicodelico haber tenido: Un buen físico, una ténica favorable, rápidez en sus evoluciones, si recuerdo a un Sicodélico fuerte, pero no más que su hermano mayor Mil Máscaras que con la llegada del internet se ha creado el míto de que el Sicodélico ha sido uno de los luchadores mas fuertes de México. Esto no fué lo que ví del Sicodélico, que sí fué un luchador fuerte, si lo fué, pero la verdad no lo considero a uno de los luchadores mas fuertes de la historia. Ese es un míto creado con la llegada del internet.

Pasaron los años y vuelvo a ver luchar al Sicodélico en México en los ochentas junto a sus hermanos, pero ví a un luchador completamente diferente al que ví gladiar en los setentas. Lo primero que pensé fué:

¿Nos cambiaron al Sicodélico?

¿Que fue lo que le sucedio al Sicodélico?

En los ochentas, ví luchar a un Sicodélico mucho mas lento, además pasado de peso y ese gladiar alegre que alguna vez le ví, de pronto se esfumó como por arte de mágia. Honestamente, no se fué lo que le pasó al Sicodélico, la verdad es que no tengo idea, lo que sí sé, es que de que hubiera seguido perfeccionando su quehacer luchístico, y que hubiera tenido más presencia en todo lo largo y ancho de nuestra República Mexicana, creo que la carrera y legado del Sicodélico estuvieran más a la par del historial de sus hermanos Mil Máscaras y Dos Caras, que ya son considerados verdaderas leyendas vivientes.