Desde los cimientos de la lucha
El sinodal

1
Saludos a mis probables lectores, en estos días de asueto obligado, me puse a hurgar en los lugares mas recónditos de mis recuerdos, haciendo enormes esfuerzos para poder entender lo que comercialmente nos venden las televisoras, los medios escritos y en particular las revistas especializadas impresas y de “conocedores”……….quede verdaderamente asustado.

Me llamó poderosamente la atención en lo particular, un ejemplar de lucha olímpica que data del año 1973 y que es oro molido para los verdaderos conocedores, los auténticos conocedores y a quienes particularmente aprecian el nivel técnico en una lucha, en un combate cuerpo a cuerpo.

En el medio luchístico, hay muchas personas que creen, piensan, sueñan, con que ciertas empresas son “la ley” y que cualquier movimiento, cualquier agarre básico, cualquier marometa es digna de “bautizarla”, de llamarla de cierto modo y en consecuencia el efecto mediático es inminente.
2
Realmente quién tiene la autoridad moral?, la jerarquía para ponerle nombres?, para llamar a un movimiento de tal o cual manera?, espero que lo que están por leer, no incomode a nadie, de hecho debo ser claro en mi idea y desde este momento digo, que ni yo tengo la autoridad, menos la jerarquía para nombrar, renombrar y menos bautizar movimientos luchisticos.

En el tiempo, ha sido ya mencionado, las técnicas de combate cuerpo a cuerpo fueron en un principio, solo por gusto, por deporte, pero el tiempo ha venido distorsionando esa esencia, ya que ha habido intereses económicos, intereses comerciales que desvirtúan esa esencia.

Quiero en lo especial a un nombre de una llave, que los medios han dado por llamarle “figura 4”; seguramente para los nuevos aficionados, creerán como así nos lo han manejado los medios, que el creador de ese concepto es conocido luchador Ric Flair, en este momento no haré referencia a nuestro luchador azteca El Enfermero, al cual se le adjudica su creación bajo el mote de “La Cruceta”.

Hagamos memoria, en el año de 1985 la antigua WWF hizo su primer Wrestlemania, de esto ya pasaron 25 eventos bajo esa denominación, y en dicha empresa hay movimientos finales de sus luchadores, y especialmente a quien ya mencioné anteriormente, dio a conocer de manera masiva la “creación” de la figura 4.

Si sacamos cuentas, de 2009 a 1985 hay una diferencia de 25 años, pues bien ahora si la calculadora no me falla, de 2009 a 1973 hay 37 años……..y documentado lo tengo, el concepto de “FIGURA 4”, ya era usado en la lucha olímpica.
3
El boletín técnico de la FILA que se anexa, data de 1973, y el autor fue el extraordinario campeón mundial de lucha olímpica, el japonés Shozo Sasahara.

Entonces, viene la pregunta, ¿quien es el autor, el creador, de la figura 4?

Como bien sabemos, hay luchadores que le dan un toque especial, hacen una variante de los movimientos originales, y sin duda alguna, creo que sin afán de crear polémica en un sentido negativo, si no mas bien propositivo y constructivo.

Sería genial que hubiese un equivalente en la lucha libre, que se pudieran registrar los movimientos, las variables, las marometas, con un nombre distintivo, con un registro. Sin embargo esto es más que imposible.

Los creadores de los movimientos, están día a día trabajando en el gimnasio, ellos, son los auténticos genios de las variantes, los hacedores de ideas, de lances, de técnicas.

Muchas veces en los entrenamientos, en los calentamientos previos, salen y surgen esas ideas innovadoras, y en ocasiones, los medios escritos y televisivos, son quienes bautizan esas creaciones, esas ejecuciones, y el impacto mediático, como ya dije, es inminente.
4
Quiero dejar esto a su criterio, que ustedes conozcan, esta información, que saquen sus conclusiones, porque mi opinión, es eso, es mía, pero no es la verdad absoluta, les pido que digieran esta información, estas ideas, este comentario y saquen sus propias conclusiones.

Yo, asumo el compromiso de visitar gimnasios, pero por dentro, ver los entrenamientos, platicar con los luchadores y transmitirles todo lo que pasa ahí, en ese gran laboratorio del conocimiento, llamada gimnasio.

Mi mensaje ha terminado……………………..pueden eliminarlo.