1
Debido a lo impactante de la noticia del Hijo del Perro Aguayo muchos puntos de vista de gente experta y de muchísima más que solo aprovecha este momento para intentar llamar la atención de mala manera, es casi seguro que durante las semanas venideras siga siendo un tema de discusión.
A continuación la opinión de un gran usuario de este espacio José Zamora
Estimado Sr. Ossio permítame externarle mi muy personal opinión acerca del muy lamentable deceso de luchador hijo del Perro Aguayo…
Me entere cerca de las 8:00 hrs de esta noticia, estaba en camino de dejar a mis hijos en sus actividades cotidianas y no dejo de causarme una enorme sorpresa lo escuchado, a mi mente vinieron una serie de notas acerca de este mismo luchador ya que no podemos negar que la polémica fue una gran compañera, por ejemplo recordé cuando leí que tenía un cáncer tan delicado que incluso estaba en fase terminal, otra nota fue su tendencia al alcohol, en fin, motivo por el cual en un principio creí que quizá se referían a algún suceso semejante.
Grande fue mi sorpresa y también muy desagradable ver el video y es por ello que me tome el atrevimiento de externar mi personal punto de vista, es muy lamentable de entrada la pérdida del ser humano (no imagino el dolor de su familia, en particular del Sr. Aguayo) mi punto determinante es ver no la causa, ni mucho menos un culpable, esto es y será parte del riesgo al que cualquier luchador se enfrenta a diario y todos los que de alguna manera estamos involucrados en este deporte lo sabemos. Lo que me llamo mucho mi atención es la falta de un PROTOCOLO de soporte medico en el ring. Lo que quiero decir es que no me es posible entender como un Par de Luchadores Superestrellas de hecho uno de ellos incluso reconocido a nivel mundial (Rey Misterio jr) participan en un cartel bajo una promotora que no demostró tener las condiciones medicas suficientes para dar apoyo a cualquier luchador que participe en la función. Se podrá decir que si los había, que si estaba en la arena, quizá pero en el momento exacto que se necesito no lo estaba y su carencia desenmascaro un suceso terrible porque estamos hablando de vidas humanas las que en riesgo están siempre que suban a un ring.
En cualquier deporte profesional y más en aquellos donde el contacto físico es constante se tiene por regla general que al momento de una conmoción sin importar el grado de esta, NUNCA se deberá mover al conmocionado, lo primero es INMOVILIZAR y después tratar la lesión, donde haya un especialista, y jamás brincarse un paso. Vaya esto es fundamental, a mi me hace pensar demasiado el que pudo existir una posibilidad ligera de haber hecho más por él, de haber existido este prtocolo, pero los movimientos hechos por su compañero primero para quitarlo de las cuerdas, la caída a la lona, Konan y su intento por reanimarlo, la gente de la promoción quiero pensar que alguno de ellos era o es paramédico su traslado en una tabla, el tiempo transcurrido hacia el hospital, en fin. Una serie de factores que hacen creer que si bien el golpe fue terrible, la negligencia fue también un factor para que hoy el Hijo del Perro Aguayo ya no esté aquí. Yo creo que incluso el réferi debió visualizar el momento y detener las acciones, si bien es cierto que entre ellos manejan lenguajes que significan algo, debería también existir una especie de código rojo, lo cual de inmediato detendrían las acciones y se activarían las alarmas.
Creer que ya no sucederán estos accidentes sabemos que no es posible hoy en día las luchas están más expuestas a esto que antes, debido al estilo practicado hoy en día, pero esto no es el tema, el tema es que debería existir un examen previo a cada lucha de cada luchador, este examen arrojaría resultados tan sorprendentes que se podrían evitar lesiones tan serias como sucesos tan trágicos como el referido hoy.
Sr. Ossio sentía como nunca la necesidad de externar mi opinión y le dejo a usted la decisión de subirlo al foro para un intercambio de ideas u opiniones, que como nunca nos arrojara una opinión que debería ser escuchada o valorada por los responsables, quizá no lo sea pero desde mi posición es lo único que puedo hacer o bien dejarlo y si fuese tan amable externarme sus comentarios.
Como usted me imagino ya lo sabrá, que hay países como Japón donde NO existe un equipo médico en las funciones y son los mismos luchadores los que deben por principio dar las atenciones a los involucrados en la lucha, y solo por recordar otra situación trágica en Junio del 2009. Mitsuharu Misawa otra superestrella mundial del Puroresu falleció por causas muy semejantes, como semejante fue la falta de atención médica especializada, tiempo transcurrido y movimientos innecesarios.
De antemano gracias por haberse tomado su tiempo en leer mi misiva.

Atte.
Jose Antonio Zamora Maya.