Tres leyendas de los rings mundiales batallaban entre si a principios de la década de los ochentas. Hogan e Inoki, traían un pique muy especial entre ellos pero ambos tenían a un rival en común llamado André el Gigante, el hombre mas alto y grande el mundo de la lucha fisicamente hablando, que ponía a temblar tanto a rivales como a aficionados con su sola presencia en el ring.
Al igual que en México lo hacían Canek al lado de Perro Aguayo, Hogan e Inoki tenían que unir fuerzas en ocasiones para tratar de detener a este enorme luchador. Momentos inolvidables en la lucha ofrecieron estos tres gigantescos luchadores.