REVISTA JAPONESA

A principios de la década de los años ochentas en Japón, ya se habían dedicado tomos de revistas exclusivamente al pancracio nacional. 

Los editores de los medios especializados del Puroresu Japonés y de la revista “Gong“ de Japón, siempre han manifestado un especial interés por nuestra cultura luchística. Y es que históricamente el gusto por la lucha libre mexicana por parte de los expertos japoneses, no era una mera coincidencia. Había una razón sustentable y había una firme convicción para que “ Los peritos de los medios impresos del Japón ” visitaran nuestro país. Con regularidad… llegaban a México… procedentes del lejano oriente, un equipo de profesionales para fotografiar y para filmar encuentros de lucha libre que se desarrollaban primordialmente en los grandes escenarios como: el Toreo de Cuatro Caminos y la Arena México. Fotógrafos, camarógrafos, columnistas, jerarcas de las principales promociones niponas y hasta editores de los medios impresos, tenían como consigna el de empaparse de todo lo relacionado con el Pancracio Mexicano y de regresar a su país, llevando con ellos material fílmico y fotográfico. Material que era presentado para la televisión japonesa y para las revistas especializadas, mismas que se daban a la tarea de dar a conocer a los lectores de las revistas, excelsas crónicas de la información recabada por los periodistas visitantes.

Estas visitas de la prensa especializada japonesa… tuvieron su auge principalmente en las décadas de los años setentas y ochentas. Los cronistas extranjeros, cubrían con lujo de detalles las llegadas a México de los astros japoneses como: Antonio Inoki, Tatsumi Fujinami, “Satoru Sayama” quien también luchara en México bajo la estafeta de Tiger Mask, Seiji Sakaguchi, George Takano, Saito, Ricki Choshu, Kuniaki Kobayashi, de Gran Hamada podemos mencionar sin ningún empacho, que siempre se ha distinguido por ser un luchador ejemplar, por ser un luchador integro y sobre todo, se distingue por ser todo un luchador profesional, en el mas amplio sentido de la palabra. A medida que pasaba el tiempo y después de la llegada de Gran Hamada a México, el astro nipón se enamoraba día tras día de nuestras costumbres y de nuestras tradiciones. Le agrado tanto nuestra cultura a Gran Hamada, quien incluso, decidió quedarse en nuestro país por muchos años en donde llegó a echar raíces.

video de: GRAN HAMADA EN FAMILIA.

Gran Hamada

Gran Hamada llegó a dar en el Toreo, grandes confrontaciones contra luchadores de la talla del Villano III.

A principios de la década de los años ochentas, El Gigante Baba, tuvo una breve pero sustanciosa estancia en nuestro país, en las cuidades de Acapulco Guerrero, Monterrey y el D.F. Dicha gira fue cubierta por la prensa nipona.

Los atletas mexicanos; pagaban las visitas de sus colegas japoneses a territorio nacional, invadiendo una fracción de luchadores nacionales a las predominantes empresas niponas de la escena luchística del Puroresu Japonés. En Japón, se veía con agrado el despliegue de los gladiadores aztecas en como la All Japan Pro Wrestling y la New Japan Pro Wrestling. Así mismo, los aficionados orientales… miraron desfilar a estetas mexicanos súper estrelares de la talla de: Mil Máscaras quien fuera el luchador quien abriera la brecha para que años mas tarde, llegaran al Japón: su hermano el Sicodélico, Huracán Ramírez, el Solitario ( q.e.p.d ) quien tuviera campañas en Japón en las promociones mas importantes como: la AJPW y en la NJPW. Dos Caras también llegó derrochar su categoría en los escenarios japoneses.

Es justo el mencionar; a la gran caravana de la selecta elite de grandes estetas mexicanos, quienes también dejaron el nombre de México bien fincado en el gusto de los aficionados japoneses. Y es que seguramente, en los oídos del fan regular, todavía estarán retumbando los nombres de los estetas aztecas que los hicieron rabiar y parase de sus asientos debido a la temeridad de luchadores como: El Perro Aguayo, Canek, Baby Face, Ultramán, Scorpio, Bobby Lee, Blackman, Los Misioneros de la Muerte el Texano (q.e.p.d) El Signo, el Texano y el Negro Navarro tuvieron aceptables giras por el Japón.

Toreo

El Toreo de Cuatro Caminos, fue un  recinto monumental en la historia de la lucha libre mexicana.

La gran admiración hacia el pancracio nacional; fue lo que motivaba a los periodistas japoneses por enterarse de los pormenores y de los hechos que se suscitaban en las principales arenas de la capital de la republica. Hacemos hincapié, en que los reporteros nipones, no querían quedarse exentos a los capítulos históricos que se escribirían con impactante regularidad en las arenas de la capital mexicana. En donde los gladiadores mexicanos y extranjeros, dejaban su sello muy particular de sangre sobre: el tapiz de batalla, sobre el graderío y sobre los tensores. La valentía, el pundonor y profesionalismo con el que se entregaban nuestros gladiadores mexicanos en cada una de sus confrontaciones contra el poderío japonés, eran acciones que fueron bien captadas por la lente oportuna de los avivados fotógrafos japoneses.

La Areana mexico

 

La Arena México fue visitada por representativos de las gacetas luchísticas del Japón.

¿ Que era lo que motivaba a la prensa asiática el viajar desde muy lejos sin importarles los costos y las distancias ?

A grandes rasgos; la misión de los especialistas extranjeros, era el de cubrir eventos de suma importancia que forjaron la historia del pancracio mexicano. La respuesta como ya lo hemos mencionado, es bien sencilla, ya que el cubrir los eventos de gran relevancia histórica que forjaron los episodios electrizantes del ya legendario Toreo de Cuatro Caminos y que se siguen forjando en la Arena México, era mas que una razón primordial por la presencia del periodismo japonés en México.

¿¿¿ PERO ???

¡¡¡ HACEMOS LA INTERROGANTE CON TODO RESPETO !!!

¿ Será que la prensa mexicana de lucha libre, algún día nos sorprenderá y cubrirá en vivo, eventos tan importantes como el del “Wrestle Kingdom” que se celebra cada 4 de enero en el Japón ?

¿¿¿ SERAAA ???

Esperemos que sí; ya que un gesto de esta naturaleza, sería bien visto por los lectores de las diferentes publicaciones semanales de lucha libre, que circulan por nuestra nación y aun mas, allende nuestras fronteras. No faltara quien diga que es mas económico comprar las imágenes por el Internet de los sucesos del ámbito del Puroresu que acontecen en el Japón. Y que el pensar en viajar a miles de kilómetros tan solo para cubrir un evento individual, solo podría resultar en un viaje no redituable.

¡ Debemos de recordar ! que las experiencias vividas ilustran mucho mas al fan regular, siempre y cuando, estas experiencias sean contadas tal y como fueron vividas. Siendo todo lo contrario, al simple hecho de que el lector, lea textos bonitos y aduladores de alguien quien NUNCA estuvo presente en una función de lucha libre. Pero, que por su talento y por su sagacidad en el sentido editorial, tiene la capacidad de describir los pormenores de una función de lucha libre con tanta precisión y detalles“{COMO SI EN REALIDAD HUBIERA ESTADO PRESENTE EN ELLA}“ Lo malo del asunto; es que para quienes tienen el poder de enterarse y al mismo tiempo, tienen el deber de informar de manera loable a través de las redes sociales de todo lo relacionado a la lucha libre. Pudieran caer en el error de basar su olfato periodístico, solo en base a lo que les dicte el traductor de Google o el traductor que tengan a su alcance.

Aun se pueden cometer errores al momento de lo que se pueda recopilar en la Web. Las notas de un especialista fidedignamente avezado en el rubro de la lucha libre, gozaran de excelente credibilidad y de aceptación, siempre y cuando, estas notas sean escritas y descritas por un profesional que en verdad ame a la lucha libre. Y lo mas importante, es la regularidad con que asistan los especialistas en la pluma deportiva en presenciar la historia verídica que se vive en las arenas de lucha libre. Así que; todos los antecedentes vividos en los recintos luchísticos, deberán de ser plasmados en la memoria de los reporteros con una casi impecable precisión de quien tiene la misión de informar.

Es por eso que los editores japoneses, le manifestaban culto y veneración al rudo deporte de los costalazos en muchas partes del mundo…