1
Durante décadas los aficionados y periodistas de la lucha libre se han hecho estas preguntas ¿Por qué existe tanta diversidad de campeonatos mundiales en las asociaciones que se encargan de promover el deporte espectáculo? ¿Por qué no solo existe un solo campeón mundial?
En la década de los 60s llegó a México el campeonato mundial semicompleto siendo el extranjero jamaiquino Dorrel Dixon el primer campeón mundial coronado en nuestro país ante Al Kashley. La NWA (National Wrestling Alliance) fue la primer organización que decidió ceder ese campeonato a México debido a la gran afición que existía en nuestro país y sobre todo porque era necesario darle más trascendencia a los luchadores Mexicanos. Es precisamente ese motivo la principal razón de que surjan campeonatos mundiales en toda organización. Hoy con el internet las culturas y los países se han acercado mucho más por ello es más fácil saber si los luchadores apuestan sus campeonatos en otros lugares o solo en su empresa. Evidentemente muchos campeonatos solo se apuestan en su empresa y en algunos casos, como la empresa tiene contactos con otros países como WWF (hoy WWE) que al realizar giras en todo el mundo constantemente ponen en juego sus títulos pero solo con luchadores de su róster. El sueño de los aficionados es que se enfrenten contra otros luchadores que no sean de su empresa para saber de su real calidad o jerarquía pero eso es algo muy difícil de ver algún día, debido a los intereses económicos que se tienen y se logran en las empresas.

Antes de la expansión monstruosa como monopolio, de la WWF, es gratamente recordada la ocasión cuando Hulk Hogan vino a México y expuso el título contra Canek quien estuvo cerca de obtenerlo. UWA v.s. WWF en todo su esplendor y con sus máximos representantes. En ese tiempo Hogan demostraba ser un verdadero campeón mundial al salir de su territorio donde era vanagloriado y demostrar su potencial como campeón ante estrellas de otros lados y ante un público diferente.

En los setentas Mil Máscaras fue criticado porque la IWA (International Wrestling Asociation) se desintegró siendo el campeón de peso completo de esa empresa. Revistas como el Halcón y Lucha libre, las publicaciones de mayor abolengo en esos años se le fueron encima diciendo que no era campeón que su cinturón no valía nada sin la empresa etc. Mil Máscaras alegaba que finalmente un campeón del mundo, es aquel luchador que expone su título contra quien sea y en cualquier parte del mundo, no aquellos que solo eran campeones mundiales de la Arena del promotor en cuestión. Tremendas las declaraciones de Mil pero en realidad con toda la razón del mundo. Es de todos sabido que en el caso de Mil Máscaras nadie le pudo quitar el cinturón que tiene y lo expuso en prácticamente todo el mundo contra las estrellas de las empresas en donde fue contratado por lo que se puede decir que en verdad era un campeón mundial.