2
Fray Tormenta nació en Cieneguillas, Hidalgo en Febrero de 1945 y tras una juventud de vagancia y vicio le llegó el llamado de “Dios” por lo cuál se entregó a la iglesia. Fray Tormenta aparece en el mundo de los costalazos en 1976. ¿Cómo un sacerdote podría dedicarse a la lucha libre? Fray Tormenta no solo acudía a oficiar misa como muchos otros sacerdotes. Fray, como antiguo misionero español en tierra azteca, predica y trabaja la palabra de Dios ayudando activamente a la gente que lo necesita y los niños quienes constantemente le pedían ayuda un techo donde dormir y algo de alimento para “pasar el día” por lo que a veces a Fray no le eran suficientes las limosnas que la gente bondadosamente le otorgaba,

por lo que tuvo que encontrar otra fuente de trabajo y lo encontró en la lucha libre al ver que podía sacar buen dinero para darle el sustento a sus niños y asi comenzaría la leyenda del padre-luchador. Tras años de batalla por fin el DIF le ayuda a instalar su casa hogar en Teotihuacan en 1990 llamada “Casa hogar Fray Tormenta” de donde han salido ya varios profesionistas y también sacerdotes.
Fray Tormenta no ha estado exento de calumnias y de gentes malitencionadas las que han querido difamar al sacerdote que siempre ha dado la cara por él pero aún más por la gente que depende de él. A mitad de la década de los ochentas revistas como el Alarma, lo denunciaban como un explotador de niños, situación que fue desmentida tiempo después, por sus mismos “cachorros” quienes con el ejemplo de Fray, comenzaban una vida nueva. En 1998 Fray Tormenta decide retirarse de la lucha libre quitándose su máscara y mostrándonos al sacerdote Sergio Gutierrez Benitez legando su máscara a uno de sus pupilos quien también fué hijo de su casa hogar.