1
Tal y como la han comentado de manera precisa los compañeros, King Haku era un luchador verdaderamente poderoso que en México fué admirado en su momento y hoy es gratamente recordado por su desempeño en el ring. En relevos Haku era casi invencible pero cuando llegó el momento de enfrentarse en mano a mano a los nuestros casi siempre llevó las de perder.
El primer duelo mano a mano que recuerdo es el que sostuvo con el carismático y hablador Pierroth. Sea como sea “el bocazas” era uno de los mejores elementos rudos con los que contaba el CMLL. Tenía muchos seguidores y era admirado por su constante hablar en el ring. Sus amenazas firmes, sin titubeos a todo grito y volumen impactaban en el público que realmente veían en él a un poderoso y grandioso luchador.

Haku no le temía a Pierroth y en más de una ocasión las felpas al arlequín fueron de abrumadoras a risibles por la manera tan fácil en las que Pierroth era dominado. Hubo algunas ocasiones en las que Pierroth se defendía y fué en una de ellas que Haku molesto por las habladas de Pierroth lo retó a un mano a mano en la México, encuentro que se realizó el viernes 22 de Octubre de 1993 ante una muy buena entrada en la que Pierroth sufría de forma invariable contra Haku azotón tras azotón. El Samoano de forma ruda pero técnica (aunque se escuche muy extraño) no daba cuartel al “bocazas” quien pidió paz tras una cruceta y castigo a los brazos. La segunda caída comenzó de igual forma pero el second de Pierroth, el entonces rudo: Mano Negra le dió un boxer y con él se fué encima de Haku quien ya no podía recuperarse, sin embargo antes de que se rindiera el Samoano el referí se dió cuenta de la acción descalificando a Pierroth. Haku ganaba su prtimer mano a mano pero de una manera poco gloriosa.
Para el Domingo 24 de Octubre otro gran encuentro le esperaba a Haku pero en el Toreo de Cuatro Caminos ante el rey de ese lugar: Canek con quien había tenido ya varios encuentros siendo el primero en la misma Arena México casi un año antes.

2
Desde aquel espectacular primer agarrón la gente siempre dudó de la grandeza del maya frente a todos los extranjeros, y por otro lado, gran parte de público dudaba de la superioridad física del Samoano frente a todos los Mexicanos.  Canek “se cocía” aparte en este sentido. El mano a mano fué tardado pero finalmente llegó y aquella tarde en un choque de colosos sucedió lo que se esperaba. Ambas fuerzas eran muy similares y en temperamento ni que decir por lo que tras espectaculares acciones de todo tipo, (menos rudas) los gigantescos hombres empataron al traspasar el área permitida para luchar.
Otro encuentro en el que Haku no había podido demostrar una superioridad clara.
El último mano a mano que recuerdo fue contra Rayo de Jalisco jr por un importante trofeo en el que Haku fué finalmente derrotado de manera clara y limpia.